Blog

YO, SIN MIS TETAS

  • 4 febrer 20154/02/15
  • Image
  • 0

Nunca me sentí menos mujer por no tener “tetas”, ¿ porque?, acaso no és una parte entre otras muchas  de nuestro cuerpo, como puede ser un brazo, una pierna, un ojo.

Cuando me diagnosticarn el cancer de mama, me dieron a elegir la opción de darme quimioterapia primero para que el tumor disminuyera de tamaño –Y así tal vez  sólo tengamos que quitar un trozo- me dijo la doctora. O quitarme el pecho y darme la quimio después.

Yo en ese momento me hubiera incluso cortado “la cabeza” si era necesario para mi curación.

Por eso le comente –Primero me operas y luego me dais la quimio- Ella en su afan de hacer una cirugia reparadora me decia –¿Estas segura? Mira que si lo hacemos al reves tal vez te salvemos el pecho-, pero yo lo tuve muy claro des de el principio, NO, -primero me operas- .

Queria que me sacaran cuanto antes el tumor!  Así ya no lo tengo dentro, pensaba. Luego ya afrontaré la quimio sabiendo que ya no forma parte de mi cuerpo.

No me importaba, mis tetas no eran una parte especial de mi cuerpo, no formaban parte de mi personalidad.  Eran “discretitas”, ni siquiera habian hecho la función para la qual estan creadas (no pude dar de mamar a mis hijos), así qué,  que mas daba!!!!

Símbolo de feminidad?  Me rio, mi feminidad estaba más que demostrada, me habia casado joven, habia tenido dos hijos maravillosos, habia estado al lado de mi marido intentando formar una familia, luchando codo a codo, cuidandoles, dandoles lo mejor de mi (incluso deje el trabajo para poder cuidar mejor a mis hijos) . Habia estado al lado de mis padres cuando más me necesitaban, habia sido una “mujer” en todos los sentidos.

La feminidad esta en  el interior, en los sentimientos, en lo que tu sientes y piensas, en lo que valoras, en lo que te hace crecer como ser humano, esta és nuestra feminidad.

Porque la otra, és la que nos han querido imponer, la otra es el culto al cuerpo, és la de anuncio de televisión,  pero para quien?, para  los hombres que  (no todos) no ven más allà de un cuerpo bien proporcionado.

No,  no me importo. Y cuando despues de  una resonancia dectectaron en mi otro pecho “Unas cosas raras”, segui sin dudarlo –pues me quitas las dos-.

Me acuerdo  que yo habia mandado  e-mails a mis antiguos compañeros de trabajo, contandoles lo que me habia pasado, y estabamos en contacto, ellos preocupados preguntandome como estaba.  Cuando supe esto ultimo les mande un e-mail , todavia me acuerdo de lo que les escribi (despues de 7 años).

-Como soy más chula que nadie, ahora me han encontrado otro “bultito” en el otro pecho, y he decidido tambien quitarmelo asi que voy a ser LA MUJER SIN TETAS.  Así en mayusculas, así lo escribi, intentaba reirme de mi misma, de quitarle importancia.

Me acuerdo que cuando me quitaron los puntos vinieron a la consulta unos cuantos chicos jovenes estudiantes de medicina y me comentaban –que valiente  ha sido señora- no valiente no simplemente con muchas ganas de salir de “esta”·

En aquellos momentos yo ni siquiera sabía que existen unas prótesis mamarias muy bien logradas  que disimulan lo que te falta,  y que ademas  estan subvencionadas por la Seguritat social. Que existe tambien ropa interior y bañadores apropiados para estas prótesis, desconocia este mundo y todo lo que lo envuelve,

Tampoco sabia que cuando  terminas  los tratamientos y el médico lo considera oportuno puedes hacerte la reconstrucción mamaria, de diferentes maneras y metódos, y que tambien lo cubre la Seguridat Social.

En aquellos momentos no lo sabia, pero no me importaba, ya pensaria en ello a su debido tiempo. Núnca le pregunte al oncologo cuando me podrian hacer la reconstrucción?, lo dejaba en sus manos, cuando sea, ya me lo dira, pensaba.

Conozco a un hombre (marido  de una conocida) que cuando operaron a su mujer de cancer de mama y salio el médico del quirófano lo primero que pregunto fue –doctor aún tiene el pecho? mi mujer-  Por Dios!!!! Ni siquiera pregunto  – como ha ido todo? Esta bien mi mujer?-  Y eso me lo contó a mí, despues de haberme operado.

Que falta de tacto, que falta de sensibilidad, que pena me dio la mujer, pero mucha más el marido, porque en aquel momento deje de verle como un hombre para pasar a verle como un ser, egosita, insensible y muy, pero que muy tonto.

Si sufrimos un accidente de coche y nos tienen que amputar un brazo o una pierna, no lo ven igual que si tienen que quitarnos el pecho, y es lo mismo.

Yo me reia porque mucha gente, sobre todo los  hombres cuando me veian y sabian por lo que habia pasado al preguntarme como estaba, no podian desviar sus ojos de mis “no tetas”,  intentaban disimularlo, pero yo lo veia enseguida y sonreia para mis adentros pensando,  que mal  lo estan pasando no saben como disimular, como  reaccionar, no saben mirarme a los ojos.

Es en los ojos dónde tengo el alma, en los ojos mis ganas de vivir.

Seguire con este tema pero en otro relato, ahi tanto de lo que hablar……

Isabel Mª  Oliver

Show Comments (0)

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!